El Vecindario Y2K

Introducción


Comienza con una calurosa tarde de Lunes el 31 de Agosto de 1998. La fecha es notable solamente porque ésta historia ronda el calendario, dándole a cada momento una importancia que no tendría de otra manera.


Hope Findley esta instruyendo al Concejo de la ciudad, con miras do preparar a Spokane para los posibles conflictos del problema do las computadoras con el año 2000. Findley es el asistente del Alcalde John Talbott, y esta es su reunión regular con el concejo, previa a la sesión nocturna.


“Estamos enfrentando desprevención en la comunidad, a pesar dé que algo ocurrirá el 1 dé enero del 2000” dijo Findley. “Habrán algunos problemas, sólo que no sabemos cuales serán”.


Talbott remarcó “Queremos estar seguros que la gente pueda reaccionar calmadamente.”


Cuando el Alcalde y su asistente preguntan por comentarios de los miembros del concejo, solamente Roberta Groon habla. Ella recomendó a Findley y a Talbott no asustar a la gente. El concejo rápidamente prosiguió con otros temas.


Entre otros conocido como el Bicho del milenio, la bomba del milenio, y Y2K por el año 2000ó esta falla de programación es la responsable que cause algunas equivocaciones en las computadores. La dificultad, como dice Findley, es que es imposible saber que tan grande es la amenaza del Y2K.


El Bicho del milenio, o bomba, no es nada sino pavorosamente ambiguo. Algunos expertos lo desechan – David Starr, jefe de la oficina de información de la Asociación de Lectoras de Sumario, ha llamado al Y2K un fraude. Varios observadores cercanos, sin embargo no lo toman tan a la ligera, especialmente gente que decide sobre donde colocar su dinero. Muchos aseguradores ofreciendo pólizas de interrupción de negocios ahora excluyen el Y2K por los posibles riesgos percibidos. Las pocas compañías ofreciendo pólizas para el Y2K imponen una prima anual de $330,000 para un cubrimiento de $1,000,000. Lloyds de Londres, la compañía que activó el embarque a nivel mundial por asegurar los barcos y la carga, ha anunciado que no asegurará ninguna nave sin el cumplimiento del certificado de Y2K. El Dr. Edward Yardeni, uno de los economistas mas respetados de Wall Street, dice que el Y2K puede causar escasez de alimentos en los Estados Unidos debido a los peligros de afectar la industria agrícola altamente computarizada. El 2 de Agosto de 1998, el New York Times, publicó en el editorial “Tieno sentido preparaso para lo peor”.


El intercambio en la reunión del concejo de la ciudad de Spokane representa la discusión del Y2K en América. En una conferencia nacional acerca del tema sostenida en Boulder, Colorado, sólo una semana antes de la presentación de Findley, escuchó a Jim Lord describir esta situación como una de las más desconcertantes variedades de opiniones en la historia de Estados Unidos. “Hay dos tipos de personas”, dijo Lord, “los que piensan que Y2K no es un problema y los que trabajan en el Y2K y están aterrorizados”. Siendo oficial retirado de la marina de los Estados Unidos y especialista en electrónica, Lord se ha convertido en uno de los principales abogados de la popular ignorancia de la posibilidad de que las preocupaciones del Y2K sean válidas. El cree que el New York Times está en lo cierto, y que todo individuo o comunidad fallando en hacer previsiones para posibles interrupciones de electricidad, comida, agua, servicios de emergencia, drogas de prescripción para supervivencia, y otros servicios, está tomando riesgos innecesarios potencialmente siniestros.


QUE ES ESTA COSA?


Por un lado el Y2K es tan simple de entender como un reloj roto. Por el otro, es tan complejo como las interrelaciones de la vida misma. Los computadores son máquinas que realizan matemáticas, suman, restan, multiplican, y dividen. Eso es. Todos los millones de servicios deslumbrantes que proveen, están basados en esas cuatro funciones. El registro del tiempo es una parte esencial de varias de esas funciones, y por eso el Y2K se refiere al tiempo. Es también acerca del más humano de los actos: errar. Solo un inocente error, accidentalmente diseñado en éstas máquinas a las cuales la civilización les ha sido confiada.

Los primeros programadores, producto de una cultura que entiende el verano del 42 como una historia de amor desarrollada en 1942, simplemente usó esta abreviatura. Sin pensar, que abreviaron el largo pasado y el futuro – el concepto de milenio y siglo – fuera de la base de datos de los computadores. Esto dejó solamente los dígitos truncados de una década. Esto fue erróneamente programado en billones de lineas de códigos de computadora en los equipos. Esta abreviatura contamina muchos PCs, e infecta un incierto pero significativo porcentaje de los 20 a 70 billones de microchips del mundo. Los últimos son pequeños computadores del tamaño de una uña, “embebidos” como dicen, en el sistema mundial de computadores. Esto significa que son parte de los hilos del telar del sistema socioeconómico del mundo también. Regulando el pulso de la vida, estos controlan las funciones de dispositivos variando desde misiles nucleares, relojes de pulso, luces de tráfico, hasta plataformas marinas de petróleo. (En promedio, una plataforma marina tiene 10,000 sistemas embebidos, unos bajo agua y otros encajados en concreto). Como un estimativo, si sólo 5 de cada 10,000 microchips falla por el Y2K, el resultado puede ser de 12.5 millones a 35 millones de fallas criticas en los computadores a nivel mundial.


El 10 de Septiembre de 1998, cuando el representante Stephen Horn (RóCaIif), jefe del subcomité de tecnología para & Comité Local en la Reforma gubernamental y de prevención, emitió al gobierno federal uno de sus reportes periódicos en el manejo del Y2K, los sistemas anacrónicos embebidos estaban muy presentes en su mente. El notó que las bombas de agua en los camiones de bomberos de Baton Rouge, La, no son afectadas por el problema del año 2000. Son solamente las escaleras del camión que no trabajarán sin arreglar lo del Y2K Horn dió al gobierno una “D” por el esfuerzo.


Aún, cuando Y2K realmente no es un problema complicado. Es solo un sencillo gran problema. Lord lo explica de esta manera: “Si te doy una caja de zapatos llena de canicas un miércoles con un trapo y un tarro de cera, y te pido que brilles todas las canicas para el sábado, no tendrías ninguna dificultad. Ahora imagina la misma tarea, pero en vez de una caja de zapatos, el Gran Cañón lleno hasta el tope con canicas. Así es el Y2K, es un sencillo problema pero de una inmensa magnitud.”


Es un momento difícil, una era, en que el mundo se encuentra a si mismo aislado por las locas manos del reloj. Un surco hecho por el hombre en el tiempo. Cuando el 31 de Diciembre de 1999 sea 1 de Enero del 2000, muchos de los computadores no reparados simplemente registrarán 2 ceros y no sabrán que hora es. Algunos computadores se pararán. Algunos cometerán grandes errores que, mientras unos pueden ser complicados, otros serán apenas notables. Otros cometerán siniestros pequeños errores, que pudieran lentamente confundir el sistema nervioso de la economía mundial. Comida, agua, electricidad, combustibles, telecomunicaciones, servicios financieros, transporte, atención de salud, comercio mundial de cualquier tipo – la lista de sistemas críticos que pudieran ser afectados es interminable.


Pueden pequeñas cantidades de fallas de computadores originadas por el Y2K, desencadenar en trastornos sociales más graves? Esa es la preocupación, y está tomando fuerza dentro de la conciencia del público. En la conferencia de Boulder, muchos de los presentadores notaron crecientes reportes de stress marital y hasta rompimientos acerca de las diferencias de opinión acerca del problema. ( La respetada autora de negocios Margaret Wheatley bromeó sobre algún día esperar un show de Oprah acerca de “Hombres que aman a mujeres que aman al Y2K o “Niños de padres obsesionados con eI Y2K”.) Lo que emergió en Boulder fue el cuadro de una sociedad mirando tanto hacia su sacerdocio tecnológico por respuestas, como la gente primitiva se inclinaba ante sus shamanes. Qué significa todo esto?


UN ALARMA SONANDO


Para un creciente número de personas, el significado del Y2K puede ser resumido en 2 palabras: Emergencia Nacional.


Noticia: El 14 de Septiembre de 1998, el primer CEO de la Prensa Unida Internacional, James Adams, anunció la creación de la página Web de Y2K más grande del mundo” tratando de hacer un llamado de atención al público. Copiado “Y2Khoy” (www.Y2Ktoday.com) presentará un listado diario de casi 500 historias de un equipo especial de reporteros, mas reportes de cable. “Es tiempo de que el público mundial tenga acceso a la información precisa y a tiempo” dijo Adams.


Noticia: El 7 de Octubre de 1 998, una reunión nacional del Y2K fue conducida a través de transmisión satelital gratis para ayudar a las comunidades y ciudadanos a estar listos. Patrocinada por la Asociación Nacional de Condados, la Liga Nacional de Ciudades, la Asociación Internacional de Administración de Ciudades/Condados y la Corporación de Tecnología Pública, en los conferencistas presentados incluyó entre otros, John A. Koskinen, jefe del Concejo presidencial para la conversión del año 2000, y representante del condado Montgomery en Maryland. El Zaar del Y2K, Koskinen es la fuente nacional principal sobre el tema, y el condado de Montgomery es líder nacional en alistamiento para el Y2K.


Steve Davis, el director del presupuesto del condado de Montgomery, empezó liderando su comunidad, localizada al noroeste de Washington DC, en la lucha contra la bomba del milenio en 1995. La pagina Web de Davis, “Tratando el problema del año 2000″ www.erols.com/steve45l/impact.htm), es un recurso popular entre los oficiales del gobierno local trabajando en el Y2K. Conoc” a Davis en Boulder – donde era un conferencista y también entrevistado por ABC y me impresionó su tranquilidad, actitud imperturbable mientras estaba bajo su experiencia técnica.


“Tengo una constante respuesta” me dijo Davis, “para cualquier oficial que dice que no tiene problemas con el Y2K: muéstrame tu reporte. Hasta que tú metódicamente inventarías tus sistemas, no tiene importancia hacer cualquier reclamo acerca del Y2K. Este es un trabajo duro, y es absolutamente esencial. Cualquier comunidad cuyos oficiales no están realizando este análisis, y que no están regularmente reportando su progreso, pueden estar en serios problemas.”


Un robusto hombre de 6′ 2″, Davis tiene el comportamiento de un jefe de batallón de bomberos de una gran ciudad dando ordenes riesgosas bajo presión. No gusta de hablar sobre escenarios pesimistas del Y2K, porque no espera que sucedan. Siente que el país está al borde de un Proyecto Manhattan – nivel de asalto sobre Y2K y no le dará a ningún reportero buscando por historias sensacionalistas de sobrevivencia la oportunidad de hacerlas. (Un mensaje e-mail reciente que le envió a un reportero suizo trabajando en esa linea: “lo siento pero no haré nada por el cubrimiento de noticias sobre la supervivencia al Y2K. Creo que sería mucho mejor si fuera a hacer una historia sobre qué se necesita hacer para minimizar el problema”). Todavía, Davis no exterioriza sobre que tan serio cree que sería el Y2K sin la adecuada preparación. Dice que el peor de los casos puede ser evitado si el gobierno en todos los niveles lo enfrenta, y que todos los ciudadanos se preparan seriamente.


Uno de los sitios mas consultados en Ia pagina Web de Davis, “Qué debería estar haciendo el gobierno acerca del problema del Y2K”, menciona consejos como:


El Gobierno tiene la obligación moral de poner al Y2K en prioridad máxima. Los Gobiernos deberían inmediatamente adoptar un “Proyecto Manhattan” o un “Plan Marshall para tratar con esto la potencial crisis que representa. El concepto básico es que debemos rápidamente llamar a los líderes de los sectores público y privado, para organizar juntos los esfuerzos para mitigar y preparase para el impacto del Y2K. El problema del año 2000 es:


Un bicho que potencialmente afectará muchos sistemas electrónicos.

Un riesgo hacia nuestros sistemas de energía, agua, alcantarillado, y sistemas de telecomunicaciones.

El mayor reto que ha tenido el gobierno en los últimos tiempos.

Una compleja amenaza que será una gran prueba de liderazgo.

Algo que debe ser reparado rápidamente que puede afectar nuestros recursos.


Sin unos procesos sólidos para una respuesta coordinada a situaciones de emergencia, la pérdida de vidas y la propagación del sufrimiento pueden fácilmente ocurrir. Ponga las capacidades logísticas de la nación y de las fuerzas armadas, guardias y militares a trabajar en soluciones a los problemas.


Basados en el tipo de problemas encontrados y corregidos en el condado de Montgomery – el servicio 911 de emergencia, entre otros – Davis concluye que el mundo todavía no esta ni cerca de preparado para eI Y2K.


“He corrido donde cientos de personas que dicen que su ciudad no esta haciendo nada”, dice Davis, Si mañana fuera el día de año nuevo del 2000 sería terrible, a mi parecer. Tendríamos fallas en los sistemas masivos, probablemente fallas de energía – Telecomunicaciones, agua, alcantarillado – y todas las demás cosas que puedas imaginar. resultando en escasez de comida y demás. Económicamente, habría una depresión…. La pérdida económica y personal (de salud, no de vidas) para el año 2000 sería tan devastadora como la 3 Guerra Mundial.”


Davis de ninguna manera está solo en esa perspectiva. El economista Yardeni fue invitado para dar la nota clave en una colecta del G-8 de líderes industriales en Basel, Suiza, y los exhortó a considerar al Y2K como una guerra que se avecina y a unirse en la batalla contra este.


A causa de esto, el canadiense Joe Boivin cree que un uso pacífico alterno de los militares es la mejor esperanza del mundo. Un experimentado ejecutivo de la tecnología de la información, desarrolló una solución al problema Y2K de $200 millones para El Banco Real de Comercio Canadiense, y fue exitosamente implantado entre 140 divisiones en todo el mundo y es considerado uno de los más sofisticados esfuerzos por solucionar el problema.


“Tenemos una amenaza global”, me dijo Boivin, “y la gran mayoría de países del mundo solo recientemente han empezado a mirarlo. Si miras las fallas de infraestructura entre los países en desarrollo, que están fuertemente presionados por toda clase de desastres naturales y crisis financieras, hay una gran probabilidad que, no importa que tan bien lo hagamos en Canadá o los Estados Unidos, el resto de países va a ser duramente afectados.


Como resultado, dijo, Y2K amenaza con una pesadilla de política exterior que crea fuertes intereses particulares de parte de cada nación de halar unidos para evitar que suceda lo peor Boivin cree que el Y2K constituye más un enemigo común para la humanidad que cualquier invasión espacial de ciencia ficción que jamás se halla imaginado. El aboga por la creación


inmediata de fuerzas especiales coordinadas mundialmente en aras de mantener el suministro de energía, agua, alimentos y otras necesidades en todos los países a través de medios inmunes al Y2K.


Como muchos que han estudiado el asunto de cerca, Boivin ve un posible forro plateado en la oscura nube del Y2K. Debido a la presión de la población y la destrucción de los recursos naturales, sostiene, la humanidad encara hoy un fuerte mandato por cooperación como nunca antes en la historia, con muy poco tiempo restante antes de que el colapso de los sistemas naturales comiencen a amenazar la civilización.


“Quizás el año 2000 es la oportunidad”, sugiere, “Es posiblemente la última oportunidad de tomar a Y2K como el enemigo común y poner a un lado diferencias anteriores. Si no lo hacemos, el resultado no se ve muy bueno creo que todo esto está mas enfocado hacia la supervivencia de las especies.”


El 2 de junio de 1 998, C-Span transmitió, al Senador Robert Bennett (R-Utah), jefe del subcomite del Y2K ante el senado, aconsejando al público, “no se atemoricen, pero tampoco pierdan mucho tiempo durmiendo”.


Gary Brakel, director del sistema de administracion de la información de la ciudad de Spokane y coordinador del Y2K, dijo que ese es un buen consejo. Como Steve Davis, Brakel dice que no espera lo peor, pero cree que tiene sentido tratar al Y2K con la seriedad que Davis recomienda.


“Habrán problemas,” advierte. “Habrán cosas que se escaparán. No hay duda acerca de eso.”


Brakel, quien fue nombrado recientemente jefe del Y2K de la ciudad de Spokane, dice que está mas preocupado acerca de dónde la infraestructura computarizada de Spokane se entrelaza con el mundo exterior – ” es donde nacen las grandes preguntas. Dice que todos los sistemas críticos de todas las ciudades están siendo enérgicamente revisados y actualizados como es requerido y que la clase de reportes públicos regulares los cuales Davis aclama pronto comenzarán.



Y2K Y LA MENTALIDAD HUMANA


Debido a que el cubrimiento de los medios del Y2K ha sido tan disperso, tales conclusiones pueden sorprender a los lectores que no han estado siguiendo el caso en Internet. la red mundial de computadores justamente alerta con discusiones sobre el asunto.


A un nivel básico, Y2K genera dos preguntas:

1. Pudiera debilitar eI poder computacional lo suficiente para amenazar

seriamente la infraestructura?

2. Puede ser el problema tratado?


Una fuerte opinión generalizada existe que la respuesta para la primera pregunta es tal vez, y para la segunda, si. Por qué entonces no han sido tales simples conclusiones ampliamente difundidas? La respuesta para esa pregunta parece estar en la misma personalidad exótica del Y2K tanto como en el afán de tecnología del mundo moderno. Creando una detallada estrategia para manejar Y2K enfrenta a las comunidades cara a cara con la improcedente vulnerabilidad que la tecnología ha traído a sus vidas. Además es un mito moderno que la tecnología ha liberado a la humanidad, un franco repaso de Y2K implica lo contrario para muchos. En sus conferencias dictadas en Boulder (Colorado) acerca de lo que significa Y2K para la agricultura, Cynthia Beal describe como enfrentó el asunto.


Dueña de la tienda de abarrotes El Granero Rojo en Eugene, Oregon, un minorista de comidas orgánicas con ventas anuales de un millón de dólares, Beil explicó que por un largo tiempo ella llanamente rechazaba quejas sobre los peligros del Y2K. Finalmente empezó analizando los variados sistemas de los cuales su negocio dependía. Se sorprendió de todo lo que aprendió. Para ilustrarlo, en el tablero ella dibujó un diagrama sobre como una papa cultivada en Sur América debe migrar a través de una espantosa variedad de sistemas sociales y de computador para llegar a una bolsa de papas fritas en la repisa de su tienda. En el evento de que se precipiten problemas de Y2K del tipo que sean inmanejables, es claro que las posibilidades del ininterrumpido viaje de la papa son rudamente como las posibilidades de una bola de nieve en el infierno. Lo mismo es cierto para la mayoría de la mercancía en los supermercados modernos, en las cuales hay un promedio de 3 días de abastecimiento.


“Cuando finalmente lo tuve” dijo Beal, poniendo una mano sobre su pecho, “lo tengo aquí”, fue como UUUUOOOOOHHHHH”. Ella hizo un suave gemido de una mujer con un caso de envenenamiento por comida. Todos los asistentes asintiendo. “Eso es, una voz exclamó.


En los cinco días que duró entrevistando gente que estuvo recogiendo para la conferencia de Boulder desde toda América – escuchando médicos, comerciantes de mercancías, ingenieros de computadores y otros – aprenda” que historias como las de Beal son comunes.


Sin embargo esta es una experiencia que los medios tienden a descontar. Típico es una columna que corrió el 6 de Septiembre de 1998, edición del Dallas Morning News bajo el titular “Una Cueva en Arkansas – Podrá el Y2K llevar al TEOTWAWKI? (El fin del mundo como lo conocemos). Bryan Elder está seguro de que sucederá – tan seguro que estará bajo tierra el 1 de Enero del 2000”


La historia comenzó: “tan pronto como consiga una cueva, voy a vivir en ella’, Mr Elder juró, al seguir su camino en busca de una caverna de Arkansas.’ Será el próximo cavern “cola del mundo.’ Y2K es como un dicho en la cultura pop….”

La publicación de Octubre de 1998 de América Científica (Scientific American) lleva un articulo similar bajo el título: El fin del mundo como lo conocemos”. Comienza, “Cada religión tiene su profecía de fin del mundo, y torna que la computación no es la excepción. (Si usted duda que la computación es una religión, solo mencione Windows a un dueño de Mac)”. La historia sigue al comparar Y2K con otros notables fin de los tiempos. –El diluvio de 1524 que no ahogó a Londres, el cometa de 1719 que nunca chocó, la guerra fría que supuestamente no sobreviviríamos pero lo hicimos, las películas apocalípticas de opera de Kevin Costner. “Acerca de las Únicas personas en los Estados Unidos que podrán escapar todos los efectos son los Amish,” bromea el articulo. Concluye con la nota biográfica de que el autor “tiene almacenadas varias docenas de bolsas de galletas de chocolates”.


Y entonces hay un cubrimiento como el del articulo de Fred Moody “El Día del Juicio” que salió en la edición del 15 de Julio de 1998 de la revista Inlander. Inlander es el primer periódico que trajo la historia que usted está leyendo. Donde Jim Lord divide la opinión sobre Y2K en campos de indiferencia y de aterramiento. Moody sugiere la categoría de “Lechuzas” y “Gallos”. Citó el Centro de Estudios Milenarios, una página Web fundada por Richard Leandes, un profesor de historia medieval, en la Universidad de Boston, donde Y2K es estudiado en su propio contexto: no en el mundo de la tecnología, sino en el mundo de los tiempos apocalípticos de las religiones” – definido, escribe Landes, como la percepción de tiempo en la cual termina el fin del mundo (variadamente imaginado) está tan cerca que su anticipación cambia el comportamiento de los creyentes’. ” En la concepción de Landes, el Sallo es el creyente apocalíptico”, y la lechuza “el antiapocalíptico escéptico”.


El tono de tales reportajes reasegura al lector que todo está bien en el mundo, y que Dios está todavía en los cielos – junto con los satélites de comunicación que permiten a la gente estar en contacto a través de teléfonos celulares. Pero es engañoso que sugiera que Y2K es solo un ejemplo de la sicología alocada de la humanidad, o que los únicos sufridores del TEOTWAWKI son aquellos quienes esperan el rapto o están acuartelados con armas y lingotes de oro. Donde, en esta perspectiva, encaja el New York Times con la sugerencia de prepararse para lo peor, sólo por si acaso? Y que del Parlamento Canadiense?


Como sucedió, el día después de la presentación de Hope Findley en la ciudad de Spokane, el periódico de Edmonton Sun de Ottawa, Canada, reportó, bajo el titular, “Los militares preparándose para recuperarse después de la bomba del Virus del 2000″. El departamento de defensa anunció ayer su preparación para la guerra contra el problema del año 2000 que algunos expertos predicen que bloqueará computadoras y que traerán la ruina al mundo entero. Documentos de defensa emitidos ayer muestran que el departamento se está preparando para lo peor–una clase de ley marcial que verá a los soldados, marinos y aviadores jugar un papel principal en mantener a Canada trabajando durante el desatre masivo de las computadoras.”


Más aún, del reportaje que simplemente satiriza a Y2K, usted nunca imaginará lo que gente como Gail Coopee, de Redmond, Washington, están pasando. Un veterano administrador de fuentes de datos con mas de 20 años de experiencia, antes de convertirse en consultor independiente, Coopee paso sus últimos 8 años en la industria con el Distrito de Utilidad Pública del Condado de Snohomish. Ella encabezó el planeamiento estratégico de la compañía que también incluyó investigación a Y2K.


“Miramos el problema del año 2000 como un problema técnico que no queremos que sea demasiado público”, ella dice, “Sabemos acerca de esto, y fuimos muy serios acerca de nuestros sistemas de información, pero realmente no tenemos un concepto de todos los sistemas embebidos que están allá afuera. Esto es algo que he aprendido sólo en las últimas semanas,” me dijo. Era 8 de Septiembre de 1998.


Coopee ha sido suspicaz del tono religioso de algunas informaciones sobre Y2K. Ella atribuye a los concejos de crear provisiones de emergencia de comida y agua a “esos locos alló afuera en Montana y Idaho, esos fanáticos de la supervivencia”. Después de desechar a Y2K ante sus amigos y familiares como si no fuera gran cosa, ella sucumbió ante la presión de un amigo, de revisar unos reportes. “Hubo una gran resistencia en m” a mirar todas esas cosas”, ella dice. Después de hacerlo, sin embargo, se dio cuenta que, “Yo era la que estaba ciega y no mirando todo el problema…estoy empezando a sentir los efectos emocionales de ello. Es difícil actualmente hablar sobre ello sin llorar a este punto.”


Cuando le pregunté qué le preocupaba, contestó que estaba en shock de pensar en la diseminación de sistemas de computador embebidos que realizan cálculos cíclicos basados en la fecha calendario. “Es sorprendente el, mmm, impacto… en nuestro…” Ella se disculpó al tiempo que suavemente sollozaba.


Después de un momento le pregunté que vio que pudiera escapársele a alguien sin su conocimiento técnico.


“Estoy viendo la muy real posibilidad del fin del estilo de vida como la conocemos… nuestras vidas – Solo seguiré y libraré – nuestras vidas, me siento, que no vamos a ser nunca los mismos. Ellos pudieran estar muchísimo mejor si nosotros haláramos en términos de venir juntos como comunidad, y realmente enfrentando esto, y viniendo con alternativas … de estar tan ciegamente dependiente de la tecnología. En serio pudiera ser un


maravilloso cambio, pero será diferente… Estaba sentada en un mueble ayer, en el lago Washington, y miré hacia arriba… ahí está el cielo azul, y abajo está esta bella agua…y bueno, eso no será cambiado… Pero es como si todo lo demás en nuestras vidas fuera a cambiar. Aún si es cambiado para bien – tu sabes? llevará muchísimo trabajo llegar allá. Y cuando estemos allá, pudiera tomar muchísimo más trabajo…teniendo que vivir en una sociedad donde tengamos que relacionarnos entre todos y depender de cada uno y comunicaremos diariamente para nuestra supervivencia no es algo que – tan maravilloso como suena no es algo que la mayoría de nosotros tiene experiencia o preparación para hacer…


“Mi madre y yo estuvimos hablando acerca de esto. Ella tiene 79 años. Ella dice ‘Nos está llevando atrás a los días de los coches de caballos’. Y yo le digo, ‘Si, menos los caballos y los coches”‘.


A eso es lo que sueña actualmente TEOTWAWKI. Será la sátira de medios de tan dolorosos buscadores de alma un signo de callosidad? No necesariamente. En un ensayo reciente, Margaret Wheatley y su colega Myron Kellner-Rogers escribieron acerca de Y2K: “Revela nuestra muy humana tendencia a negar y esconderse de asuntos cuando son muy complejos de comprender.” Los medios, notó el Dr. Kent Hoffman, un psicoterapeuta de Spokane quien está ayudado a lanzar una iniciativa de preparación para comunidades llamada “Vecindario Y2K”, no son mas inmunes al inescapable reto sicológico de Y2K que cualquiera.


“Tratando con Y2K honestamente nos trae cara a cara con ciertos aspectos de nuestras vidas, que preferimos no mirar,” sugiere Hoffman. “Incómodas fuerzas pueden estar involucradas, como cuando en los imanes se junta el mismo polo ola fuerza de repulsión y negación cuando percibimos el peligro potencial de Y2K es sobrecogedora. Por supuesto que nuestra siquis corre por refugio. Rabia, desconfianza y aún devaluación del asunto son casi inevitables.”


Hoffman, sinembargo, también ve el forro plateado vislumbrado por Coopee, Boivin y muchos otros. “A tiempo, especialmente cuando vemos como las comunidades pueden ayudarnos en esto, podemos cambiar a esperanza y acción.”


Un Camino entre los Rapidos: “El Vecindario Y2K


Nancy Schaub, una philantropo de Spokane quien esta trabajando con Hoffman para lanzar el proyecto del vecindario Y2K lo describe como un proceso de educación a la comunidad de tal forma que los vecinos puedan colaborar, en una base de puerta a puerta, para crear redes de soporte resistentes. Ella dice que el reto del bicho del milenio le recuerda una de sus pasiones: Canoismo en rápidos. Una consumada mujer de botes, todos los veranos Schaub lidera amigos en aventuras en las grandes corrientes de agua del Noroeste.


“Tú nunca recorres un técnico y potencialmente peligroso rápido sin antes explorarlo primero,” explica Schaub, una juvenil y atlética madre de tres niños crecidos. “Te bajas del bote y buscas un lugar alto desde el cual puedas estudiar el río. Antes de comprometerse a si mismo, tienes que ver la ‘linea’, tu vía de salida. Veo muchos paralelos con Y2K. Al direccionar un rápido, el periodo más critico es la alistada, y debes tener bastante tiempo para eso. Si entras a un rápido un poco hacia la derecha o hacia la izquierda, nunca encontrarás el camino correcto.


Me gusta la oportunidad ahora mismo, con Y2K 16 meses antes, para pensar. Estoy explorando el problema. Me estoy preparando físicamente, emocionalmente, espiritualmente, y actualmente estoy preparando físicamente mi ambiente, mis relaciones en el vecindario, etcétera. Este es el tiempo de alistamiento. Si lo usamos para recoger la comida y el equipo que necesitamos, crear los planes correctos con los vecinos, entraremos a ese periodo de turbulencias, el cual es como grandes corrientes de agua, en la mejor manera posible – hemos ya visto un camino de salida – y eso nos da los mejores prospectos de salir [bien] al final.


Paloma O’Riley, alta sacerdotisa de América de las comunidades preparadas para Y2K, está de acuerdo con Schaub. Ella también usó una metáfora campestre para resaltar el mismo punto en una de sus conferencias en Boulder. Anteriormente jefe de cumplimientos de Y2K para Land Rover, la casa automotriz Inglesa, O’Riley y su esposo educaron sus niños por un tiempo en los campos de Alaska, a 100 millas por avión del más cercano asentamiento.


“Vivimos con el escenario peor de todos, porque tuvimos que hacerlo”, dijo con una sonrisa. “Eso no significa que esperes lo peor, sólo que estes listo para é1, Alaska requiere eso.”


Uno de sus ejemplos favoritos del preparamiento para el peor escenario involucró lo que pudo ser un trágico encuentro entre su pequeño hijo y un oso Grizzly. Mientras O’Riley trabajaba en la cocina, el jovencito se salió sin que ella lo supiera. Por la ventana ella lo vio en el pasto caminando hacia las caballerizas. En ese momento un gran oso Grizzly se levantó sobre sus patas, mas allá del corral. El niño iba caminando directamente hacia é1.



O’Riley explicó la impotencia que sintió. Ella no hubiera podido llegar hasta su hijo, ni siquiera haber ido por el rifle, a tiempo de hacer algo. Pero el niño simplemente se detuvo, justo como su madre le había enseñado hacer si alguna vez escuchaba un ruido extraño. Después de un momento, el oso se poso en sus cuatro patas, se volteó y desapareció.


Ese momento, explicó O’Riley, epitomiza el espíritu de su página Web Proyecto Cassandra (http://millennia-bes.com/casframe.htm). Este condecorado sitio se ha convertido en un aclarador nacional de los esfuerzos personales y de las comunidades para prepararse para el Y2K, ofreciendo en detalle sobre como y porque alistarse para posibles interrupciones de servicios. Justo como Alaska es una zona de osos, ella razona, el mundo – por el momento–se ha convertido en zona de Y2K. Viviendo en él sin prepararse no tiene sentido, ella dice, porque en un china de infraestructuras alteradas, relativamente acciones menores pueden producir un efecto Domino de emergencias innecesarias, a menos que planes de contingencia estén en orden.


Al mismo tiempo, O’Riley considera los esfuerzos de supervivencia individual peor que tontos. Estos pudieran ser imprácticos si algunas de las mas serias alteraciones de Y2K se presentarán, por el riesgo de desordenes civiles si una masiva parte de la sociedad se viera cogida fuera de guardia.


“La mejor seguridad que tenemos es un vecindario preparado”, ella le dijo a las audiencias de Boulder. Aún en el evento de verdaderamente el peor de los escenarios, ella dijo, “Si todos halamos juntos, pasaremos esto con colores voladores”. Ese es el punto que el Dr Hoffman enfatiza al explicar la idea detrás del vecindario de Y2K. Mientras el bicho del milenio puede ser una nueva chase de retos, tiene una solución a la antigua, el dice. Le recuerda la historia de Garrison Keillor acerca de “Familias para Tormentas”.


“Cada niño en Lake Wobegon tiene una familia, otra además de la suya propia, a la cual ir en caso de emergencia”, explica Hoffman. El corazón de la historia es que todos necesitamos una ‘Familia para tormentas’ en tiempos de dificultades. Eso es que el vecindario de Y2K se esta alistando para hacer. – Crear Familias para tormentas, como villas en miniatura, entre cada 5 o 6 casas en cada cuadra del país. Esa es la manera en que podemos venir juntos, planear juntos, velar por cada uno de nosotros mientras éste tiempo de incertidumbre. Quién en cada Familia para Tormentas tiene necesidades médicas especiales? Quién tiene habilidades especiales, y como pueden ser nuestros talentos tenidos en cuenta para el beneficio mutuo de estas pequeñas unidades? Cómo podemos estar seguros que cada casa está segura, ya sea que la dificultad dure días, semanas o aún meses?


El punto, dice Hoffman, es ayudar a los ciudadanos a tomar iniciativas por adelantado en orden de tratar las incertidumbres y mantener sin presiones los servicios de emergencia. Eso los mantendrá disponibles en reserva para las situaciones más criticas. El advierte que mientras al principio puede parecer intimidante prepararse para esas posibilidades, necesariamente no lo son. “Todo de lo que realmente estamos hablando es de sacar a lucir nuestras habilidades de buenos vecinos”, dice. “Si ellos están necesitados, estaremos listos. Si no, habremos creado un espíritu y enriquecimiento comunitario a un nivel improcedente alrededor nuestro. Que vamos a perder?”


Larry Shook un reportero investigador independiente y coeditor de Awakening: el frente de Y2K (Spokane, WA: La palabra impresa, 1998), disponible en Amazon.com y la letra impresa, (509) 624ó3177. También puede encontrar Larry’s Media. El virus del milenio y las historias que decimos (Luz Tierra: la revista de ecología, otoño 1998) donde el describe que se le quedó por fuera de éste articulo.


Traducido por Ricardo Orteg

UTNE
UTNE
In-depth coverage of eye-opening issues that affect your life.